Los pequeños hombres libres – Terry Pratchett

Hoy volvemos por todo lo alto con la reseña de Los pequeños hombres libres, un maravilloso libro de uno de los mejores escritores de literatura fantástica. Pratchett es conocido por su serie Mundodisco, en la que se emplaza esta historia. Sin embargo, cabe decir que no es del todo necesario haber leído algo suyo antes para disfrutar de esta maravilla. El argumento es el siguiente: Tiffany Dolorido es una jovencita cuya inteligencia está infravalorada, constantemente condenada a cuidar de su hermano pequeño. Sin embargo, Tiffany tiene un gran potencial que no pasará desapercibido ante ciertas brujas, y sobre todo ante los pequeños hombres libres, unas criaturas pequeñas y extremadamente divertidas que ven el talento en la niña y están dispuestos a ayudarla (algo muy, muy extraño) en las dificultades que la acechan. 

 a

CONTEXTO

La historia se emplaza en el popular Mundodisco donde incluso la más inconcebible de las historias puede pasar. Concretamente se nos sitúa en La Caliza, una zona de pastores y ovejas, gente de vida sencilla y feliz. En este escenario, nuestra protagonista, Tiffany, no encaja. Es la menor de las hijas de una gran familia, pero ha heredado el intelecto y la curiosidad de su abuela y a pesar de que le gusta batir mantequilla y aguanta (no sin esfuerzo) a su hermano pequeño, tiene la capacidad de ver más allá de las cosas visibles. Así, encontramos un mundo de hadas que no lo es tanto, pues a pesar de que las criaturas de todas las historias infantiles existen y son reales, no todas son lo que uno espera. En La Caliza y sus alrededores, con la ayuda de Tiffany, descubriremos criaturas pequeñas pero dispuestas a armar un buen lío, tejedores de sueños, perros sombríos, reinas malignas y muchas criaturas más que nos dejarán asombrados. 

DESARROLLO 

Un elemento fundamental y el hilo de toda la historia es el humor con el que se trata. Desde el principio Tiffany se enfrenta a diversos “peligros”, algo que para ella no tiene demasiada importancia, pero que los demás ven como talento o actos de valor. Ella es una chiquilla constantemente admirada por la personalidad de su abuela, y no es consciente de sus capacidades. Sin embargo, alguna que otra bruja ve su talento, y los Nac Mac Feegles deciden, por algún motivo, echarle una mano. Así, tras el secuestro del hermano de Tiffany por parte de “Su Altura”, una malvada reina, emprendemos un camino de aventuras que nos sacaran más de una carcajada. No es nada fácil que el humor en una historia escrita nos haga reír de este modo, y en ello reside el valor de este libro.

Durante el desarrollo de la historia vamos conociendo también a otro tipo de criaturas especiales, y vemos a Tiffany y los Nac Mac Feegles enfrentándose a ellas con recursos inimaginables. Las aventuras no cesan durante todo el libro, la acción es constante y está cargada de elementos fantásticos y absurdos, presentándonos una narración en la que cualquier cosa puede pasar. Ciertamente esta es una historia que hay que leer con la mente abierta, dejándonos llevar por la imaginación y la narración de Pratchett y disfrutando de cada detalle.

Como toda historia (o más bien diría yo, cuento no-tan-infantil) tiene un final, y en este caso es un desenlace muy curioso, cargado (cómo no) de fantasía y humor. En los libros de Pratchett (al menos los que yo he leído) se disfruta tanto con el contenido que en pocos momentos se sufre o padece por los personajes. Así, si uno se deja llevar descubre un final fantástico y muy apropiado.

ESTRUCTURA

Este libro se estructura en 14 capítulos ni muy largos ni muy cortos, muy entretenidos. Está narrado en tercera persona con narrador omnisciente, con cierto toque que le da un valor de cuento infantil. Otro elemento fundamental de esta historia es el lenguaje en el que se narra. Cada vez me admira más (a pesar de que sea una traducción, muy buena en mi opinión, llevada a cabo por Pilar Ramírez Tello) la capacidad de Pratchett para jugar con el lenguaje y hacerlo suyo. Cada vez que leemos diálogos de los Nac Mac Feegle o pensamientos de Tiffany quedamos admirados por la cantidad de sonrisas que nos sacan unas simples palabras. Encontramos palabras inventadas que tienen todo el sentido del mundo, “acentos” trasladados al papel con expresiones divertidisimas (los Nac Mac Feegles tienen una forma de hablar particular) y otros recursos lingüísticos, que son la base de esta maravilla de libro.

Además, el lenguaje es fluido, tan fácil de leer que nos invita a dejarnos llevar en todo momento. Predominan sobre todo los diálogos y el vocabulario es sencillo y divertido, con palabras como “L’arrpía” y expresiones como “Salir porrrpies” o “Porrrcristo!”. Os prometo que solo por leer estas expresiones, todo el libro merece la pena. Los diálogos llevados a cabo entre los Nac Mac Feegles son desternillantes (en el capítulo 7 hay uno brutal) y también nos dejan con la boca abierta los pensamientos internos de Tiffany, extremadamente curiosos. Las descripciones son sencillas pero muy completas. Esto es importante, pues Pratchett se caracteriza por hacer de lo totalmente absurdo algo creíble e incluso lógico con un ingenio impresionante, y para ello son necesarias unas buenas descripciones. De verdad, no puedo describir con palabras cuánto admiro a este escritor por ello. 

PERSONAJES

  • Tiffany Dolorido es la menor de las hijas de una gran familia que vive en el campo. Sus labores son hacer mantequilla (cosa que se le da genial ) y cuidar de su hermano pequeño, pero a menudo se cansa de esto último. Admira la sabiduría y valentía de su abuela y en todo momento la tiene en mente y rememora sus actos, pero no es consciente de que ella ha heredado su talento. Parte en el principio con una curiosidad innata que pronto se convierte en capacidad de observación, decisión y mucha valentía. Tiene mucho carácter y ambiciones, y aunque a veces no sepa qué hacer, siempre nace de ella una gran capacidad resolutiva. Y si no… Aparecen los Nac Mac Feegles!
  • Los Nac Mac Feegles (Pequeños hombres libres o Pictisis) son unas criaturas pequeñas de piel tatuada azulada y pelo rojo aficionadas al alcohol, las peleas y a robar, con un extraño concepto sobre todo ello. Siempre tienen ganas de armar un buen lío, sobre todo si es peleando con criaturas más grandes que ellos, y solo le tienen miedo a una cosa: los abogados. A pesar de que nunca ayudan a nadie se alían con Tiffany tras ver en ella algo especial. Son extremadamente divertidos y sus conversaciones son imperdibles. Mencionar también que detrás de toda lo absurdo de estas criaturas hay una cultura no muy desarrollada en este libro pero bastante interesante, de la que me he quedado con ganas de más. 
  • Perspicacia Lento es una bruja cazatalentos que viaja a La Caliza con su sapo (que habla) a observar a Tiffany. Al principio no cree que en esta tierra pueda haber una bruja, pero pronto ve el talento que la niña posee. A lo largo de la historia apenas tiene importancia pero es un personaje que comienza y acaba la historia, por lo que se puede deducir que en próximas ediciones se hará importante. 

Existen otros personajes como la abuela Dolorido, a la que conocemos mejor que a nadie por los recuerdos y la admiración de Tiffany; Wentworth, el pequeño e insoportable hermano pequeño de Tiffany; Roland, el hijo del conde, desaparecido desde hace un año o “Su Altura”, una bruja malvada que se dedica a secuestrar niños hasta que se cansa de ellos. Mención especial a los tejedores de sueños, unos personajes muy interesantes con una capacidad especial muy ingeniosa y elaborada.

CONCLUSIÓN

Se trata de una historia sencilla, fácil de leer y muy fluida en la que tenemos que dejarnos llevar por la narración, los diálogos y las descripciones para disfrutar de lo absurdo convertido en pura magia literaria. 

El desarrollo está lleno de aventuras, acción, humor e incluso a veces cierto padecimiento, pero dejándose llevar, con la mente abierta, se disfruta de todos y cada uno de los elementos.

El humor está presente en cada palabra, en cada personaje, y los recursos lingüísticos de los que se hace valer el autor (o el traductor) son realmente especiales. Las carcajadas (sí, carcajadas) están aseguradas. 

Aunque pueda parecer una historia infantil está cargada de contenido para niños y adultos, pudiendo ser disfrutada por cualquiera. Los personajes (sobre todo los pictisis) son extremadamente divertidos, creados con mucho ingenio.

Me resulta prácticamente imposible decir algo malo de Terry Pratchett. Hasta ahora todos los libros que he leído de este autor me han dejado realmente asombrada, y es que es capaz de dejarte, al terminar el libro, con una sensación de felicidad interna impresionante. Para mí esta historia se lleva un 9/10. 

Por cierto, si os gusta esta historia y/o estáis buscando algo de este estilo, os recomiendo también “Buenos Presagios”, del mismo autor junto con Neil Gaiman; podéis ver la reseña aquí. No tiene desperdicio.

No es de extrañar que pasemos toda la vida soñando: estar despierto y verlo todo tal y como es en realidad… nadie podría soportarlo durante mucho tiempo.


  • Título: Los pequeños hombres libres (The wee free men)
  • Escritor: Terry Pratchett
  • Subgénero: Novela de fantasía
  • Año: 2003
Anuncios

2 thoughts on “Los pequeños hombres libres – Terry Pratchett

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s